Vino Alpujarreño

Enología

En la Alpujarra tanto de Granada en la zona de la Contraviesa o Alpujarra Baja (Albondón, Cádiar, Murtas, Sorvilán, Polopos, Ugíjar, Albuñol, Cástaras, Lobras, Rubite, Torvizcón, Almegíjar y Turón) así como en la Alpujarra Almeriense en el valle de Laujar podemos destacar el cultivo de la vid y el desarrollo de excelentes caldos, blancos, tintos, rosados, cavas y espumosos, conocidos como “vinos de la tierra”;

Viña en Rubite – Alpujarra Baja.Viña en Rubite – Alpujarra Baja.

Las variedades con las que se elaboran principalmente los caldos son Garnacha, Jaén Blanca, Montua, Pedro Ximénez, Tempranillo y Vigiriega, Montua Perruna, Macabeo, Merlot y Cabernet Savignon.

Racimos de uva, viña de la Alpujarra.

Racimos de uva, viña de la Alpujarra.

La producción de pasas también era abundante sobre todo en los municipios de Rubite, Sorvilan, Polopos y Albuñol, estos embarcaban en La Rabita con destino a Málaga para su venta.

Además La Alpujarra era  productora de aguardientes y destilados existiendo numerosas destilerías en la zona, Murtas Jorairátar, Cádiar, Albondón, Turón, Torvizcón, Sorvilán Alfornón, Rubite, Polopos y Ugíjar, su producción se destinaba a el consumo en la zona y exportación al resto de comarcas de Andalucía.

Las vid de la comarca en el año 1883 sufrieron la plaga de la filoxera (es un insecto, parásito de la vid)  que destruyo gran parte de viñedos de la zona.

En 1979 la extensión vitivinícola de la Contraviesa-Alpujarra era de 7071 hectáreas que representan  un 19,96% de la superficie labrada y un 79,50% del viñedo granadino.

En la zona existen numerosas bodegas donde puedes disfrutar de sus caldos, poco a poco iremos publicando nombres, procesos de elaboración  e información de las mismas.

prensa

«Como la leche’n la lumbre»
(Epifanío Lupión, trovero)
Voy por la Contraviesa encima Sierra Nevá
en mitad l’Alpujarra donde hay tanta clariá
los montes lleno almendros y a lo lejos si, ve el mar
y a mi lao un amigo a quien quiero de verdad.
Pueblos medio vacíos gente güena como el pan
poca leña en el fuego mucha tierra abandoná.
Volando chía un grajo y una perra echa a ladrar
alguna puerta s’abre y otras se quean cerrás.
Ay la penita que me da en viendo
los ancianos con la espina troncha.
Delante tos lo juro por la ma que me parí:
¡ esta tierra ha de subir!
Voy por la Contraviesa caminico de Grana
la luna esta en el cielo y en viento’n las nubes da.
Del monte y de la rambla la gente empieza a llegar
tiritando de frío entran en la cortijá.
Encima de la mesa choto frito, vino y pan
pa recobrar la fuerza y el tono al carraspear.
La garganta ligera y un peso en el corazón
que van a echarlo fuera en cuanto se callen tos:
Al estilo morato la guitarra da el compás
el violín cortando la bandurria enebrá.
Y el verso repentino de la voz sale a cantar:
¡Que vivan las Alpujarras! ¡Viva el trovo popular!

Autor:Carlos Cano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>