Archivo por meses: junio 2016

Una industria vital para la economía de la Alpujarra.

Los municipios del Barranco del Poqueira viven por y para el sector turístico.
Una industria vital para la economía de la Alpujarra
Los municipios del Barranco del Poqueira viven por y para el sector turístico.
Los pueblos de la Alpujarra son el centro del turismo rural de la provincia.
Puede que las cifras de turismo rural sean ‘mínimas’ en comparación con las que mueve el turismo cultural y monumental, pero no hay que desdeñarlas. Ni mucho menos. El turismo rural, con unas cifras de visitantes y pernoctaciones mucho más elevadas que las que refleja oficialmente la estadística, es vital para la economía de muchos municipios granadinos. Quizá el caso de la Alpujarra sea el más paradigmático. El hecho de que los municipios de esta comarca siempre aparezcan entre los que poseen más negocios de hostelería por habitante, por ejemplo, es bastante significativo. Y también lo es que en algunos casos más de un 80% de la actividad económica de estas localidades dependa del turismo.
El alcalde de Pampaneira, Ángel Pérez, explica que en este municipio todo lo relacionado con el turismo ‘tira’ de entre un 80 y un 90% de la economía municipal. “De forma directa o indirecta, más de la mitad de los habitantes del pueblo trabajan para el turismo”, indica el regidor. En este enclave del Barranco del Poqueira los viajeros, tanto nacionales como internacionales, llegan a través de tres canales diferentes: el turismo de montaña, el turismo cultural y arquitectónico y el turismo gastronómico. A esto se suma “un nuevo tipo de turismo”, el que llega tras la inclusión de Pampaneira entre los pueblos más bonitos del mundo.
Entre los objetivos turísticos que se ha fijado el Ayuntamiento está acabar con la estacionalidad y potenciar algunas de las fiestas municipales, como la Feria de Artesanía o la gala de Fin de Año, para intentar que sea declarada de interés turístico.
Capileria también le tiene mucho que agradecer al turismo. el alcalde del municipio, José Castillo, apunta que en todo el Barranco de Poqueira el “son bastantes las familias que tienen en este sector su modo de vida”. Aunque en la actualidad son los viajeros nacionales los que más actividad generan, Castillo recuerda que cada vez es mayor el peso del turismo internacional, enamorados sobre todo de sus rutas de senderismo. El municipio también tiene un plan de acción para intentar de mejorar y afianzar su industria turística. Por un lado, mejorar el casco urbano, calificado como conjunto histórico. Y, por otro, intentar romper con la estacionalidad generando actividades alternativas y mejorar las infraestructuras turística con la incorporación de una piscina pública.
Aunque los dos focos del turismo en el Barranco del Poqueira son Pampaneira y Capileria, Bubión también tiene una importante afluencia de viajeros. “Aquí vivimos prácticamente del turismo. La mayoría de las familias viven del sector, ya sea regentados casas rurales, hostales, restaurantes… “, apunta la alcaldesa de Bubión, María del Carmen Pérez. En el caso de este municipio de enlace entre Pampaneira y Capileira, “hay mucho turismo de paso”, sobre todo de senderistas que transitan por los caminos rurales del Barranco. Precisamente por ello el Ayuntamiento está trabajando para afianzar la oferta turística propia del municipio, con una casa museo, rutas guiadas por el pueblo, los miradores y las visitas a la iglesia.